4/10/07

Fílósofo Periodista

4.10.07

"Entre los periodistas titulados se habla muchas veces de intrusismo profesional pero ¿por qué no hablar mejor del término intrusismo vocacional?"

Hoy me han comunicado que he sido admitido en un máster en periodismo al que me inscribí por hacer la locura del día. Ya veis ¡cós! Lo cierto es que me gustaría saber si se ha quedado algún aspirante fuera... y también qué carajo decidiré al respecto: si me matriculo finalmente o sigo yendo por libre en la vida como hasta ahora (por cierto, no me ha ido nada mal, las cosas como son).

Mientras me lo voy pensando, tengo de plazo hasta el próximo miércoles, me apetece compartir con todos los millones de internautas que cada día no sois capaces de perderos vuestra necesaria dosis de falceitor, una de las pruebas escritas que me ha tocado superar. La más divertida: escribir un texto libre... aunque el enunciado hablaba exactamente de redactar un ensayo y no sé qué más... Estos periodistas...

El texto que os muestro no es exactamente igual al de la prueba ya que no valía copiarse (hábrase visto) y la memoria no es mi fuerte precisamente, pero un día antes del examencito en cuestión se me ocurrió lo siguiente:

"¿Eres periodista? Sí, la pregunta va para ti. Supongo, no sé, que tienes un título que así lo acredita. Lo cierto es que yo tengo uno que ocupa todo un DinA3, con la firma del mismísimo jefe de estado, donde pone que soy maestro de primaria y además especialista en educación musical. Lo malo es que esto no significa que los niños aprendan más conmigo de lo que lo hacen por ejemplo con un amigo mío monitor de campamentos sin título alguno. De hecho lo suyo es vocacional y él de verdad tiene esa empatía con los chavales tan necesaria siempre en una actividad de esa índole.

No quiero poner en duda tu profesionalidad, en realidad ni siquiera te conozco, pero aunque para toda una Real Academia Española de la Lengua el periodista es la persona legalmente autorizada para ejercer el periodismo, para todo un tipo chulo como yo, el periodista tiene mucho que ver con el filósofo, que no lo es por haberse licenciado en Filosofía.

Entre los periodistas titulados se habla muchas veces de intrusismo profesional pero ¿por qué no hablar mejor del término intrusismo vocacional? Alguien que no tiene necesidad de comunicar, títulos aparte, lo hace para ganarse la vida como el que fabrica objetos exactamente iguales desde una rutinaria cadena de montaje. Es como si Platón hubiera escrito sus diálogos sin pretender contar nada, sólo por ganarse unas monedas y llegar más o menos a fin de mes. Un tipo muy honorable en todo caso, no digo lo contrario, pero de filósofo nada.

El periodista debería ser a lo mejor aquel con cierta necesidad de decir cosas… de contar historias, de informar, de entretener… Un cuenta cuentos, un pregonero, un payaso… a la vez… y no todo el mundo cumple con estos peculiares requisitos… aunque cualquiera con dedo y medio de frente puede conseguir el papelillo correspondiente con la firma del jefe de estado. Vale, el documento acredita una serie de conocimientos, conseguirlo no es el resultado de varios años perdidos, sin embargo es común en las redacciones de los distintos medios de comunicación escuchar a alumnos en prácticas afirmar que hasta que no han entrado en harina no han aprendido nada ¿Serían más aprovechados los años de carrera empleados directamente dentro de un medio de comunicación? porque resulta que buena parte de mis periodistas favoritos no tienen el título acreditativo… y se les da la cosa pero que muy bien.

Estas afirmaciones las realizo de un modo demasiado pretencioso, es cierto, pero lo que quiero de verdad, y por lo que demuestro ser más pretencioso todavía, es que te preguntes: –si este listillo considera que el periodismo no se enseña en aulas ¿para qué carajo se presenta a las pruebas de este máster?- y mi respuesta sólo puede ser: -mmmm ¡vaya! pues también es verdad".

No sé el careto que ha puesto el pavo que lo ha leído... pero la cuestión es que cuando he ido a la entrevista personal hoy, el erudito que había frente a mí parecía cordial y todo. Me ha caído incluso bien, y yo para esas cosas soy muy exigente.

Tanto pensar en mi posible futuro dentro del mundo de la información no he podido evitar recordar un tema musical que pinchaba en el primer programa de radio que tuve y que llevaba adelante como buenamente podía junto a otros dos pringaos ilusionaos como yo. El programa se llamaba Astral de Guerra y se emitía a través de Radio las Fuentes. La canción, The peter gunn theme, servía de sintonía de fondo para una de las secciones, es por tanto instrumental, y se encuentra en la banda sonora de los Blues Brothers... y también en el siguiente enlace... Me trae unos recuerdos siempre que la escucho...

Escuchar tema musical relacionado: http://www.goear.com/listen.php?v=8641676

Sí, esto es como reciclar un texto que había redactado para otra cosa... y amenazo con hacerlo bastantes más veces... De momento, por hoy, me conformo con no haber quedado más pretencioso con el textillo periodístico en cuestión de lo deseado. La próxima vez intentaré ser algo más humilde... prometido.