28/12/07

Jesucristo García

28.12.07

"Nací un buen día, mi madre no era virgen. No vino el rey, tampoco me importó”

Es una de mis canciones en castellano preferidas. Se encuentra en el álbum Rock Transgresivo, publicado en 1994 por la banda Extremoduro.

El tema musical en cuestión no falta en toda fiesta garrula que se precie... pero eso nunca puede eclipsar a esta obra de arte como pieza mítica del rock en español. Incluso dice mucho a su favor, aunque no acabe de admitir la función de una fiesta patronal como dignificadora de la cultura.

Jesucristo García es igualito al Mesías en que creen los cristianos. Aquel que llegó a la tierra, sufrió mil judiadas y salvó a los hombres. Bien, nuestro protagonista es uno de los "Jesucristos Garcías" que tanto abundan por este todavía azul planeta. Esos de los que nadie habla porque resulta desagradable. A los que nadie adora porque no hay un motivo aparente. De los que no se escriben libros sagrados; en todo caso, con suerte, una esquela.

¡Qué días más adecuados para disfrutar de esta bonita canción!
Como reivindicación de las canciones dedicadas este tema va para mi hermano Puritani.


“Concreté la fecha de mi muerte con Satán.
Le engañé y ahora no hay quien me pare, ya los pies.
Razonar es siempre tan difícil para mí.
Qué más da si al final todo me sale siempre bien, del revés.

Nací un buen día, mi madre no era virgen
no vino el rey, tampoco me importó
hago milagros, convierto el agua en vino
me resucito si me hago un canutito.

Soy Evaristo, el rey de la baraja
vivo entre rejas, antes era chapista
los mercaderes ocuparon mi templo
y me aplicaron ley antiterrorista.

¿Cuánto más necesito para ser dios, dios, dios?
¿Cuánto más necesito convencer?
¿Cuánto más necesito para ser dios, dios, dios?
¿Cuánto más necesito convencer?

Y perdí la cuenta de las veces que te amé.
Desquicié tu vida por ponerla junto a mí.
Vomité mi alma en cada verso que te dí ¿qué te di?
Olvidé me quedan tantas cosas que decir ¿qué decir?

Por conocer a cuantos se margina
un día me vi metido en la heroína
aún hubo más, menuda pesadilla
crucificado a base de pastillas

Soy Evaristo, el rey de la baraja
vivo entre rejas, antes era chapista
los mercaderes ocuparon mi templo
y me aplicaron ley antiterrorista.

¿Cuánto más necesito para ser dios, dios, dios?
¿Cuánto más necesito convencer?
¿Cuánto más necesito para ser dios, dios, dios?
¿Cuánto más necesito convencer?”

Escuchar tema musical relacionado: http://www.goear.com/listenwin.php?v=81026a2

La próxima vez intentaré no hablar de la Navidad. ¡Prometido!